Hijos de los perros

Esto es particularmente importante si pensamos en el nacionalismo y otras doctrinas discriminatorias que se basan precisamente en la idea de la exclusividad o la diferencia identitaria. Lo contrario al cosmopolitismo es el sectarismo y sus consecuencias directas: la discriminación y el desprecio.

Se vive como se piensa, se piensa como se lee.

Leer es la manera que tenemos de crecer en espíritu. Leer es un mecanismo de movilidad social. Leer nos une con la tradición a la que pertenecemos, lo que nos auxilia para que nuestra vida salga del marasmo de la vulgaridad cotidiana y se proyecte de modo trascendente hacia el futuro. Leer es tan necesario como el alimento y el agua que reclama nuestra fisiología, de tal manera que quien no lee es un muerto que camina; el problema es que esos muertos vivientes son legión y ejercen el putrefacto poder de su mayoría para retorcer el destino del mundo, para hundir este barco en el que vamos todos.